Boston College destaca a José Pablo Salazar por ganar el 42K Oklahoma City Memorial Marathon

Fuente: Las Últimas Noticias

José Pablo Salazar cubrió los 42K de Oklahoma en 2 horas y 28 minutos ganó su primer maratón y celebró como corresponde: con hamburguesa americana

EI currículo de José Pablo Salazar partió a los tres años en la natación, a los 15 se unió al equipo de triatlón UC y este 2021, por sus estudios en un MBA de Business Administration en la Universidad del Desarrollo, optó por incursionar, a sus 27 años, en el maratón. El rostro de Mitsubishi y Clínica Meds corrió el fin de semana por primera vez los 42 kilómetros y cruzó la meta en el primer lugar con un tiempo de 2 horas, 28 minutos y 56 segundos en Oklahoma.

José Pablo cuenta que quedó sorprendido con su performance en el desafío “Soy arquitecto y este año estoy trabajando full time y en las noches estudio el MBA. No estaré con mucho tiempo para entrenar las tres disciplinas del triatlón, siempre quise correr un maratón y pensé que era el año para hacerlo. Es un cambio momentáneo solamente porque sigo nadando y entrenando en bicicleta, pero en estos últimos dos a tres meses entrené más concentrado para los 42 kilómetros”, cuenta.

“El entrenamiento fue ganando en el volumen del trote. Antiguamente corría 40 kilómetros, otros 20 semanales de natación, dos jornadas de ciclismo indoor de dos a tres horas y los fines de semana unos 100 kilómetros promedio de bicicleta en grupo. Ahora llegué a hacer un promedio de 70 kilómetros de trote en una semana, aunque para un maratonista eso es poco. Igual lo compensé con natación y bicicleta que no he dejado de hacer, aunque con menos carga que antes. Igual me sorprendió el resultado en Estados Unidos, tenía miedo de no aguantar el ritmo durante Ia competencia y creo que es mérito de mi entrenadora, Anita Lecumberri, quién me hizo el plan de entrenamiento”, agrega el deportista.

Salazar arribó a Chile la mañana del martes e inició la cuarentena respectiva luego de su incursión en el Oklahoma City Memorial Marathon. Su planificación resultó perfecta. “Unas 48 horas antes bajé las cargas, hice natación y guardé energías. Me preocupe de alimentarme bien antes de la carrera, sin importar que tuviera hambre y por suerte salió todo bien. Consumí harto carbohidrato, como arroz y Pastas. Y casi nada de azúcar ni lácteos. El post maratón fue con una hamburguesa americana y papas fritas. Digamos que fue un festejo, lo tengo como tradición para recuperar energías y los kilos perdidos. Me gusta esa americana con harto tocino y grasa. Es algo que no como nunca en período de entrenamientos, la postcompetencia hay que disfrutarla también”, cuenta.

“Después de un desafío así, la tina con hielo ayuda mucho y también nadar. Desde mi arribo el martes son cinco días en cuarentena aislado en un departamento. Me hice un PCR antes de viajar y otro en el aeropuerto apenas arribé a Chile. Me gustó mucho incursionar en un maratón, aunque el ganar depende de cuánta gente compita, el nivel que exista y todo eso, pero estoy muy feliz, principalmente por el tiempo que hice. Era mi sueño conseguirlo”, dice.

¿En qué momento se dio cuenta de que podía ganar?
En el kilometro 37 vi que el primero iba cerca. Iban las cámaras de videos, televisión en vivo y todo. Ahí apuré el paso. Iba medio cansado, había bajado el ritmo y verlo tan cercano me dio un segundo aire.¿Va por otros 42K o vuelves al triatlón?
Me traje una bicicleta indoor para retomar muy suave esta semana y mi idea es ir al triatlón de Pucón 2022, pero si por los estudios y trabajo se complica, seguiré corriendo nomás. No tengo visto otro maratón antes de Pucón.

Si no puede visualizar el documento click aqui